24 de marzo de 2014

SEMANA DE LA ALIMENTACIÓN INFANTIL : LA SAL Y EL AZÚCAR


Comenzamos nuestra pequeña sección sobre Alimentación Infantil con dos condimentos algo conflictivos y que nos hacen dudar a la hora de incluirlos en la dieta de nuestros hijos; La Sal y El Azúcar...


La Sal

En el "Documento de Salud Infantil" que se nos da en la Seguridad Social mediante el cual se realiza el seguimiento sanitario de nuestros hijos desde el nacimiento hasta la adolescencia, se comienza a hablar de la sal desde los 12 meses de edad. Recomendando la Sal Yodada frente a la Sal Marina.

Antes de esa edad no es necesario introducir este condimento en la dieta de nuestros hijos para no interferir en los nuevos sabores que se van introduciendo y también debido a la inmadurez del sistema renal de los bebés.


Hasta esta etapa del desarrollo, el yodo que se encuentran en los diferentes alimentos que ofrecemos a los pequeños (fundamentalmente pescados) es suficiente para un buen desarrollo siempre que exista una dieta equilibrada donde se respete la variedad de alimentos y las cantidades necesarias diarias.


El yodo es esencial para el crecimiento y desarrollo normal del niño tanto físico como neurológico, por lo tanto debemos incluirlo en su dieta. Es recomendable incluir pescado en nuestro menú semanal al menos dos veces y añadir pequeñas "chispitas" de sal yodada en sus comidas.

En mi caso, mi hija tiene 27 meses, además de comer pescado dos o tres veces en semana, añado una pequeña cantidad de sal yodada en el resto de sus comidas en días alternos, es decir unos días sí y otros no. No solo por utilizar la sal con moderación, sino también por no enmascarar el sabor de los alimentos y que se habitúe a comerlos con y sin sal.

Os recomiendo no añadir sal a potitos ya elaborados ni cualquier otra comida envasada que les ofrezcáis como sopas, caldos, comidas en restaurantes, etc. ya que suelen llevar ya algo de sal desde su preparación.

La utilización de la sal como condimento debe ser moderada en todos los casos, niños y adultos, pero eso no significa que no deba existir. 

Si este tema os sugiere alguna duda es imprescindible que lo comentéis con vuestro pediatra habitual.

El Azúcar

Con respecto al azúcar, es mucho más sencillo; no es necesario endulzar los alimentos de los niños. El azúcar que reciben de los propios alimentos en una alimentación equilibrada es suficiente para su crecimiento.

Debemos retrasar al máximo las chuches, los chocolates, bollos, zumos edulcorados, mieles, cacaos, etc. 

El azúcar suele alterar a los niños, principalmente si son muy pequeños, produce caries, no aporta ni vitaminas ni minerales y es una gran fuente de calorías "vacías"

Así mismo recomendamos que consultéis con vuestro pediatra cualquier duda.

Espero que os ayude la información y consejos que aquí ofrecemos y os esperamos mañana con otro post relacionado con la Alimentación Infantil "Introducción de Alimentos"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión...