18 de abril de 2013

La importancia de jugar a imitar



A medida que vamos acompañando a nuestro bebé en su desarrollo y crecimiento, tanto físico como emocional , nos vamos dando cuenta de que en ocasiones, todos pasan por unas etapas y fases muy marcadas.

Desde el nacimiento, nuestro bebé se ha interesado por todos los objetos que tiene a su alrededor; los nuevos colores, sonidos, texturas, etc. Todo se lo lleva a la boca y todo lo quiere tocar poniendo a prueba hasta el más robusto y seguro de los mecanismos.


Pero de pronto, alrededor de los 20-24 meses, su interés cambia y se centra más en los muñecos y sus accesorios, en las profesiones, en imitar hábitos de la vida cotidiana. Poco a poco observamos como comienzan a imitar situaciones de su entorno más inmediato.

Se trata del inicio de una etapa del desarrollo emocional y social que denominamos Juego Simbólico o de Imitación.

¡¡Se trata del juego infantil por excelencia!!

Los niños/as que se encuentran en esta etapa de su desarrollo utilizan este tipo de juegos para asimilar la realidad de su entorno, para representar situaciones de su vida cotidiana, lo que les facilita la aceptación y entendimiento de normas y costumbres sociales y les ayuda a formar parte de su entorno social.

Una vez que nuestro hijo/a comience esta etapa del juego debemos poner a su alcance el material adecuado como muñecos-bebé a los que cuidar, dar de comer, cambiar el pañal, sentar en el orinal, vestir, etc. También querrá ser profesor, mecánico, médico, querrá tomar el té o limpiar la casa como lo hacen mamá y papá.


Veremos como, los pequeños/as en su juego, inventan situaciones donde se mezclan la realidad y la imaginación, se crean situaciones de vida real llenas de inocencia con pequeñas normas y reglas que se manifiestan como sutiles reafirmaciones de su personalidad y son significativas de su entendimiento del mundo.

Por ese motivo también nos encontramos en una fase en la que observando sus juegos y comentarios podemos hacer valoraciones sobre su desarrollo y estado emocional ya que imitará lo que oye y lo que ve tanto en casa como fuera de ella. Por ese motivo debemos prestar especial atención a nuestro vocabulario y nuestras acciones.



Os animamos a que disfrutéis de esta etapa del desarrollo de vuestros hijo/as y sobretodo, os animamos a que les observéis detenidamente ya que os veréis reflejados en sus juegos y comentarios. Además es una actividad en la que podemos participar activamente con ellos; tomando un desayuno ficticio, siendo el paciente de nuestro pequeño doctor o llevando el coche al taller de nuestro mecánico más guapo!!




1 comentario:

  1. Me encantó este artículo, justo lo estoy viviendo ahora en casa y es tal cual como lo dices. Gracias por la información!

    ResponderEliminar

Tu opinión...